Significado de los Arcanos Mayores

Los 22 arcanos mayores del Tarot están formados por una combinación compleja de símbolos provenientes de diferentes culturas y tradiciones. Algunos cambian según las distintas barajas, pero todos hablan de ideas metafísicas y transcendentes que permiten al estudioso penetrar en los misterios de la evolución del alma humana. De los 22 arcanos uno no lleva número. Es El Loco, peregrino errante en busca de la verdad al que en algunas barajas se le da el dígito. Quitando al Loco, nos quedan 3 mazos de 7 cartas (3 x 7 = 21). Se dice que las siete primeras están vinculadas a la parte mental y espiritual del ser humano, las siete siguientes a sus costumbres y moral las siete restantes a sus logros materiales.

Las 22 figuras principales del mazo del Tarot con las de mayor contenido simbólico. Su valor esotérico es el de ilumar la vida del consultante, alejar sus temores, advertirse sobre posibles peligros y ayudarlo a desarrollar cualidades que le permitan conducirse mejor en su vida.

I. El Mago

Simbolismo: Dios Thot, patrón de los magos egipcios, o Mercurio. El sombrero en forma de ocho es la fuerza creadora. Los colores de su vestido -amarillo, azul y rojo- representan la inteligencia, el espíritu y la actividad.  Sus instrumentos, los elementos: cuchillo, aire, cubilete, agua, varita, fuego, mesa tierra.
Contenido Premonitorio: Esta es una carta de poder, creatividad, habilidad, confianza en sí mismo y autocontrol. El algunos casos, cuando aparece en una tirada, su propósito es advertir que es importante prestar atención a los asuntos pendientes y tratar de terminarlos.
Puede interpretarse: Exito si se emplea la inteligencia. Buena salud. Junto a Los Enamorados, acierto. Con La Torre, equivocación.
Invertida: Revela falta de confianza en uno mismo y en los demás. Ruptura de la comunicación. Trampas. Mal empleo de la energía. Abuso de poder.

II. La Papisa

Simbolismo: Diosas Isis, Maya o Deméter, creadora universal. La figura representa a una mujer sentada entre las columnas del templo de Salomón. El color azul de la capa que lleva puesta simboliza la espiritualidad, y el rojo de su vestido, la vitalidad. Entre sus manos, sostiene el libro de la vida con cuyos misterios nos pone en contacto.
Contenido premonitorio: Representa percepción, sabiduría, intuición y el poder de lo femenino, asó como los secretos que pronto saldrán a la luz; todo ello se asocia a esta carta. Si el consultante es mujer, la carta podría representarla. Si es hombre, puede personificar a la mujer que le interesa.
Puede interpretarse: Sabiduría, intuición. Junto a La Torre o El Juicio, anuncia una noticia grata. Con El Sol o La Estrella augura protección.
Invertida: Vanidad, juicios erróneos.

III. La Emperatriz

Simbolismo: La diosa madre Mut o la divinidad griega Rea. Representa la pasión y el amor. Sus cabellos blancos hablan de la sabiduría de la madurez no exenta de la vitalidad reflejada en el rojo del vestido. Su cetro, símbolo de la Tierra, le confiere poder sobre la materia.Al lado de su trono descansa un escudo con el símbolo de Venus, planeta regente de los afectos.
Contenido premonitorio: Es la carta tradicional femenina. Indica fertilidad, niños, creatividad e influencias femeninas.  Puede representar a la madre del consultante, la hermana o la esposa.  Si el consultante es hombre esta carta también puede indicar que necesita entrar en contacto con su parte femenina.
Puede interpretarse: Vitalidad, independencia. Logros materiales. Con El Emperador, reconciliación entre amantes.
Invertida: Problemas relacionados con el hogar y los hijos. Estirilidad. Embarazo interrumpido.

IV. El Emperador

Simbolismo: Dios carnero egipcio. Amón o Zeus. La figura de la carta está sentada en un trono, con las piernas cruzadas de tal modo que se forma un número 4, ésta es la cifra de la estabilidad. El emperador tiene un escudo con un águila, lo que significa que su vista es superior a la de los demás. Puede vislumbrar el futuro.Su tocado simboliza la corona asociada a la divinidad; su postura la acción de apoyo constructiva. Barbas, cabello y calzado la sabiduría. Su mano izquierda controla las emociones inútiles.
Contenido premonitorio: El Emperador es la contraparte masculina de la Emperatriz. Significa poder, control, masculinidad, paternidad, influencias masculinas y el dominio de la inteligencia y la fuerza física sobre la emoción, el amor y la pasión. Puede representar el padre del consultante, el hermano o el marido.
Puede interpretarse: Se necesitan disciplina y equilibrio para conseguir el éxito. Con El Diablo, obsesión por lo material.
Invertida: Falta de poder. Debilidad, inmadurez.

V. El Papa

Simbolismo: Horus el viejo o el centauro Quirón, maestro de numerosos héroes. El equilibrio entre los colores rojo y azul de sus ropas manifiesta pensamiento y reflexión. El guante amarillo con la cruz templaria le vincula a los grandes iniciados, al igual que su tiara. Su mano izquierda hace el signo del amor universal. Su debilidad es el instinto que la mano del tercer personaje señala.
Contenido premonitorio: Pone en relieve el poder de los rituales y ceremonias, la piedad y la importancia del perdón. A menudo representa a un lider religioso o espiritual, un maestro o guía.
Puede interpretarse: Evolución favorable de un asunto. Revelación espiritual, sabios consejos. Con La Luna necesidad de reflexión.
Invertida: Vulnerabilidad, tendencia a ser ingenuo o demasiado generoso con quien no se lo merece.

VI. Los Enamorados

Simbolismo: Dios alfarero Khnum, dador del Ka y el cuerpo físico, o Afrodita. El cabello rubio de los personajes representa al Sol y el oro, mental incorruptible, símbolo del verdadero amor. El personaje central, descalzo, irradia las energías terrestres y es agente de curación. Cupido apunta hacia el suelo en señal de una rápida y segura elección. También puede describir la situación del hombre casado y su vínculo con la madre.
Contenido premonitorio: Es la carta del amor. Anuncia, entre otras cosas, el comienzo de un romance, enamoramiento, la lucha en tre el amor y la lujuria, armonía, seducción, tentación y acuerdos por concretarse. También puede simbolizar la curación o el equilibrio entre las energías yin y yang.
Puede interpretarse: Decisión necesaria. Conocimiento a través del amor. Con El Sol o La Estrella, unión feliz. Con La Torre, ruptura.
Invertida: Fin de una relación. Frustración en el amor y el matrimonio. Separación. Deterioro de un vínculo.

VII. El Carro

Simbolismo: Dios halcón Horus o Apolo y los héroes solares.
El conductor es un rey o un triunfador que avanza con equilibrio en los planos material (caballo rojo) y espiritual (caballo azul). Los diecinueve botones de su coraza lo relacionan con el Sol y su cabello blanco denota su pureza al hablar. La Luna y el Sol sobre sus hombros dicen que está lúcido y seguro de sí mismo. Los caballos pueden representar fuerzas que tiran en direcciones contrarias si no las controla quien está al frente del carro.
Contenido premonitorio: A menudo aparece en una tirada para anunciar cambios, transformación y movimiento. Algunas veces denota energías conflictivas y turbulentas, pero el consultante saldrá victorioso al final, al menos claro que el carro salga en posición invertida.
Puede interpretarse: Viajes, transformaciones rápidas. Triunfo tras la lucha. Junto a Los Enamorados, conflictos sin importancia.
Invertida: Derrota, fracaso. Puede ser una advertencia para posponer o cancelar planes de viaje, mudanzas, etc.

VIII. La Justicia

Simbolismo: La diosa Maat, señora del equilibrio o la Horas griegas dice Justicia y Eunomía (Disciplina). La espada y la balanza significa la incorruptibilidad del personaje. Los dos pilares amarillos, el trabajo que el pensamiento realiza sobre sí mismo. La trenza en torno a su cuello, la unión de los contrarios.
Contenido premonitorio: Esta carta indica la justicia (con todo lo que eso implica), la igualdad y el equilibrio. En una posición final de la tirada, le anuncia al consultante que lo que le suceda -bueno o malo- será lo que merezca.
Puede interpretarse: Los efectos de nuestros actos revierten en beneficio o perjuicio hacia nosotros. Necesidad de comprensión. Junto a La Torre, exceso de orgullo. Con El Sol, victoria.
Invertida: Complicaciones legales, parcialidad, intolerancia, injusticia.

VIIII. El Ermitaño

Simbolismo: El dios Ptah -el maestro- o Néstor, el sabio consejero de los reyes de Troya. La escasa proporción de rojo señala las pasiones controladas por la razón y la búsqueda de sí mismo. La luz de la lámpara, parcialmente oculta, la humildad y la prudencia. Su bastón recoge las energías telúricas de la Tierra.
Contenido premonitorio: El Ermitaño es una invitación a la sabiduría, a utilizar nuestros conocimientos. Se conoce también como la carta de los solitarios, porque a menudo indica retiro, reclusión, recesión y regresión. También indica la necesidad de darle la espalda a creencias viejas o a ilusiones que ya no tienen sentido.
Puede interpretarse: Reflexión en soledad y paz. Exito tras el esfuerzo. Con El Sol, curación. Con la Luna y el Carro, gran viaje.
Invertida: Aislamiento excesivo, cautela exagerada que pude provocar demoras innecesarias a una perspectiva inmadura.

X. La Rueda de la Fortuna

Simbolismo: Dios escarabajo Kheprhi o Tiji, deidades del destino y de la fortuna. La Rueda de la Fortuna en giro perpetuo, llevando a los hombres y sus destinos hacia arriba y hacia abajo.Los tres personajes son los instintos animales que se purifican o no según asciendan o desciendan con los giros de la rueda. El cuerpo azul del superior significa que ha dominado sus ambiciones terrenas. El número de radios, el seis, asociado con El Sol, promete éxito.
Contenido premonitorio: Indica buena suerte, ganancias, avance, sucesos inesperados. Marca el fina de un ciclo y el comienzo de uno nuevo.
Puede interpretarse: Necesidad de evolución. Cambios rápidos. Junto a La Torre, situación inestable. Con El Loco, viaje.
Invertida: Mala suerte, pérdidas, fracasos. Conviene esperar hasta estar seguro, antes de tomar una decisión importante.

XI. La Fuerza

Simbolismo: La poderosa diosa leona Sekhmet o la ninfa Cirene, que doblega sin armas al león. El personaje mira hacia el lado izquierdo, el psiquismo. Las cuatro puntas de su sombrero hablan de su victoria sobre la materia y los instintos, simbolizados por el león dominado. Tiene conciencia de la eternidad, representada por su sombrero, símbolo del infinito, y las energías recorren todo su cuerpo como señala la trenza vertical.
Contenido premonitorio: El mensaje de la carta es que a través del coraje y las convicciones cualquier situación puede controlarse y no hay obstáculo invencible. El naipe puede aludir a la fuerza física del consultante, asó como a su fortaleza mental, espiritual y emocional.
Puede interpretarse: Fortaleza interior y prudencia que superan los obstáculos. Con El Colgado, sacrificio necesario.
Invertida: Debilidad, pérdida de la esperanza. Puede ser una advertencia contra un abuso de poder por parte del consultante.

XII. El Colgado

Simbolismo: Imagen de Osiris o de Odín y de los héroes sacrificados. Su pierna doblada y el color blanco de su ropa son sutiles símbolos de la divinidad y estirpe real y le otorgan energía y voluntad. Sus nueve botones le vinculan con El Ermitaño y con la búsqueda de la verdad. Las doce ramas taladas aluden a los signos del zodíaco, cuyos secretos conoce, y su posición invertida simbolizan el sacrificio voluntario en aras de la evolución.
Contenido premonitorio: Es la carta del sacrificio, la abnegación y el cambio. A menudo aparece en la tirada cuando se hace inevitable un cambio, un reajuste, una etapa de transición en la vida del consultante. Anuncia poder profético y sabiduría.
Puede interpretarse: Apuros, aprietos. Pruebas a superar. Con La Torre, enfermedad. Con El Sol, curación, suerte inesperada.
Invertida: Mala disposición para hacer un sacrificio necesario para alcanzar ciertas metas. Arrogancia, egoismo.

XIII. El arcano sin nombre

Simbolismo: Anubis, dios de los muertos, o los hermanos Tánato e Hipno, hijos de la noche. Su color carne lo vincula al plano humano. Su acción es inteligente, rápida y positiva, según dicen el amarillo y rojo de la guadaña. El negro de la tierra, símbolo del renacer para los alquimistas, indica una transformación inexorable sin relación alguna con la muerte física.
Contenido premonitorio: Anuncia transformaciones y cambios inesperados. También pronostica finales y nuevos puntos de partida. En este sentido, es a menudo una buena carta. Sin embargo, dependiendo de la posición del naipe en la tirada y de las cartas que lo rodean, puede poner de manifiesto la posibilidad de un tratamiento por enfermedad, un accidente o pérdida de algo.
Interpretación: Despedida. Final de una etapa. Con Los Enamorados, divorcio. Con La Fuerza, transformación positiva.
Invertida: Señala que los cambios se harán muy lentamente o, quizá, sólo parcialmente. Indica también enfermedades leves.

XIV. La Templanza

Simbolismo: Nephtis, diosa que amamantaba a Osiris, o Némesis, guardiana del orden divino. Este ángel solar mezcla las energías vitales -agua- para lograr la armonía del ser. La espiritualidad (cántaro azul) se sacrifica para satisfacer la afectividad y la sexualidad consciente (cántaro rojo). Pero la inversión de colores entre el vestido y los cántaros señala fragilidad e inestabilidad.
Contenido premonitorio: Representa paciencia, frugalidad, armonía a través de la acción y el amor, del equilibrio y de la moderación. La carta aconseja adaptarse a las circunstancias. Anuncia que lo que el consultante estuvo esperando, sucederá.
Interpretación: Búsqueda del propio equilibrio. Acción inteligente. Suerte. Con El Carro, exceso de impulsividad.
Invertida: Indica paciencia, falta de equilibrio, emociones negativas. Conflicto de intereses, malas asociaciones.

XV. El Diablo

Simbolismo: Seth, el conspirador, o Lucifer, el ángel caído. Conserva alguna de sus atribuciones divinas en el azul de sus piernas y alas, así como en el blanco de la espada, y posee una extraordinaria paciencia, pero su poder obra en el plano de la materia y las pasiones a las que están encadenados los diablillos.
Contenido premonitorio: Es una carta ominosa, que posee diferentes significados. Hace referencia a la tentación, a la presencia de influencias diabólicas. Representa también esclavitud, violencia, fatalidad, furia, frustración y experiencias extrañas y desagradables.
Puede interpretarse: Exitos materiales, salud, sexualidad exigente. Con El Sol o Los Enamorados, pasión correspondida.
Invertida: Es esta posición es una carta positiva. Anuncia iluminación, cambios para mejor, oportunidad de liberarse.

XVI. La Torre

Simbolismo: El sabio divinizado Inmhotep, asociado por los griegos a Asclepios, fulminado por un rayo de Zeus.  La llamarada indica la acción inteligente pero destructiva que actúa sobre la materia y ocasiona un cataclismo. Los seis matojos de hierba, al igual que los dos pedruscos en el suelo, representan una ayuda providencial, el amor o la salud que se recuperan. Es un naipe en cierto modo traumático, puesto que marca un antes y un después en la vida del consultante.
Contenido premonitorio: Cambio, usualmente inesperado, violento o bajo circunstancias desagradables. El consultante debe prepararse para experiencias traumáticas o revelaciones inesperadas. También puede indicar accidentes.
Puede interpretarse: Orgullo herido. Período destructivo. Con La Estrella, final de una prueba.
Invertida: Conserva el significado, pero mitiga el alcance del pronóstico. Es decir, los cambios o experiencias desagradables no serán tan traumáticos.

XVII. La Estrella

Simbolismo: Diosa Hathor, que nutre a todo lo creado, o Sofía, la sabiduría. Su desnudez índica pureza; su acción, con los cántaros, que hay que dar lo que se recibe y la libre circulación por lo tanto de las fuerzas espirituales y materiales. El pájaro negro en el árbol simboliza  inspiración fecunda en el plano material, y Venus dominando a las estrellas, afectividad armoniosa.
Contenido premonitorio: Anuncia esperanza, inspiración, fe y perspectivas alentadoras. Cuando aparece en una tirada, se considera un buen augurio, ya que anuncia felicidad para el consultante. En algunos casos, representa un proceso de curación.
Puede interpretarse: Esfuerzos del pasado dan sus frutos. Ayuda del entorno. Felicidad y esperanza. Con El Mundo éxito.
Invertida: Anuncia mala suerte, desilusiones, esperanzas sin sentido y una fuerte tendencia al pesimismo.

XVIII. La Luna

Simbolismo: Diosa escorpión Selket u Orfeo en los infiernos. Los dos perros son los dioses Anubis y Upuaut, guardianes del camino al más allá; los veintinueve rayos, el ciclo lunar, más un día, símbolo de la influencia del cielo sobre sobre los seres humanos. El cangrejo, asociado a la Luna, los instintos básicos y fertilidad. El agua se vincula al inconsciente y a la imaginación. Este naipe hace alusión a los poderes intuitivos del consultante y a su capacidad para bucear en su interioridad.
Contenido premonitorio: Misterio, decepción, fuerzas ocultas. Por lo general, esta carta se toma como advertencia para cuidarse de amigos desleales o con segundas intenciones. Cuando aparece en una tirada, señala que algunas personas o cosas en la vida del consultante no son lo que parecen.
Puede interpretarse: Viajes, inspiración intelectual y artística, trampas del inconsciente, magnetismo. Con El Mago, escasa energía.
Invertida: Se mantiene el significado, pero en menor grado. También anuncia miedo, confusión, depresión y soledad.

XIX. El Sol

Simbolismo: Ra o Helio y las potencias de la luz. Los 16 rayos y las dos piedras amarillas en el suelo simbolizan el triunfo sobre las energías destructivas de La Torre. Las lecciones han sido comprendidas gracias a la inteligencia y el trabajo, simbolizados por el color amarillo. Los niños, del mismo sexo, hablan del perfecto equilibrio físico y mental.
Contenido premonitorio: Futuro éxito, logros personales, optimismo, iluminación, felicidad. Considerada una de las cartas más auspiciosas del mazo del Tarot. El Sol también representa el principio masculino en contraste con la carta de La Luna, que representa el principio femenino.
Puede interpretarse: Curación. Suerte económica. Sexualidad dichosa. Con El Colgado o La Luna, enfermedad pasajera.
Invertida: Advierte sobre fracasos, desilusiones, ruptura de una relación. Pérdida posible de empleo o del hogar.

XX. El Juicio

Simbolismo: Osiris y los dioses resucitados así como los héroes -Ulises, Eneas, Orfeo- que escaparon de los infiernos. La trompeta es una llamada de advertencia que procede del reino espiritual y tiene efecto sobre la materia. La cruz de la bandera significa un sacrificio indispensable y la elevación de las aspiraciones humanas hacia un alto fin. Es una llamada al cambio positivo en la forma de encarar la vida. Invita a la regeneración y nos advierte sobre la importancia de escuchar la llamada de la conciencia.
Contenido premonitorio: Ha llegado el momento de revisar eventos y acciones pasadas antes de seguir adelante. También es necesario aprender a perdonar. Anuncia además, una vida bien vivida, un trabajo bien hecho, asuntos legales favorables.
Puede interpretarse: Final de una prueba difícil. Liberación. Proyecto cumplido. Junto a La Rueda de la Fortuna, éxito.
Invertida: Remordimientos, culpas. Fracaso en la búsqueda de la felicidad. Separación, divorcio. Pérdidas de bienes.

XXI. El Mundo

Simbolismo: Atum, dios primordial que se crea así mismo, o la Isla de los bienaventurados en la mitología griega. La mujer desnuda es la Tierra-madre y las dos varitas las polaridades femenina y masculina. El ángel, águila, toro y león, los cuatro estados de la materia: agua, aire, tierra y fuego. Símbolo del planeta y de nuestro yo interior, este arcano representa al aspirante en los misterios.
Contenido premonitorio: Indica culminación, final afortunado de un proyecto, perfección, triunfo personal, logro de objetivos, realización de un sueño. Es un naipe que anuncia recompensas, viajes, cambios de residencia.
Puede interpretarse: Camino hacia la propia evolución. Armonía. Junto a El Juicio, celebridad. Con El Carro y La Luna, viajes felices.
Invertida: Fracaso, imperfección. Dificultad para terminar lo que se ha empezado. Sensación de que todo está mal.

El Loco

Simbolismo: El joven dios egipcio Khons, el viajero; o Parsifal, peregrino en busca del Santo Grial. El personaje parte en busca de sí mismo; en la alforja lleva sus emociones que aspiran hacia el conocimiento de lo divino (bastón blanco), mientras su vestido tiene los colores de la inteligencia y la acción creadora. El bastón amarillo es para tomar las energías de la Tierra, y el gato, símbolo de sus instintos, intenta retenerle sin éxito.
Contenido premonitorio: Es una carta de poder, creatividad, habilidad, confianza en uno mismo y autocontrol. En algunos casos, su propósito es informar al consultante que debe prestar atención a los asuntos pendientes y terminar todas las empresas que haya iniciado. Invita a no dispersar las fuerzas en proyectos irrealizables.
Puede interpretación: Difícil adaptación al mundo. Poco sentido práctico. Con El Mago, inspiración. Con Los Amantes, camino equivocado.
Invertida: Falta de confianza en uno mismo y en los demás. Elecciones equivocadas. Problemas de comunicación, energías dispersas.

http://talisman.iespana.es/Oraculos/Tarot/TArcanosMa.html